martes, 4 de diciembre de 2012

En Tailandia hay más coches que motos!!!

Después de tantos meses rodeada de motos y circular por carreteras de tierra… Tan pronto como te ponen el sello de Tailandia en el pasaporte…. como por arte de magia, aparecen las autovías y las motos se transforman en coches!!!

Cansada después de 18 horas de autobús, ésa fue mi primera impresión de Tailandia. Fue lo primero que pensé cuando paramos en un semáforo y miré a mi alrededor…
“En Tailandia hay más coches que motos!!”


Había cruzado de nuevo a pie una frontera, cambiando de país y de mundo!
En Tailandia, las reglas del juego empezaban a cambiar… aquí no se “juega” como en Camboya, Laos o Vietnam…

La verdad, me sorprendió que la proporción coche/moto fuera lo primero que llamara mi atención al llegar. Y después de tantas horas de autobús, aún pensé: “Coño! Pues el ratio coche/moto podría ser un indicador del desarrollo de un país”…
Y luego pensé: “Coño, mira que piensas cosas profundas a las 6 de la mañana, sucia y sin dormir!”  

Nada más llegar te das cuenta que será un destino cómodo, sencillo.
Es un país muy habituado al turismo, lo saben gestionar y su población sabe cómo sacarle el mejor provecho…

Que en Tailandia hayan más coches que motos es reflejo de mucho más….

Tailandia significa “país de libres”. Mientras todo el sudeste asiático estaba envuelto en guerras, dictaduras, bombas y armas químicas, Tailandia disfrutaba de la “tranquilidad” de la que disfruta un lugar que es utilizado como retiro turístico de soldados y veteranos del ejército americano. Zona de recreo, vacaciones y reencuentros con familiares.
También, enclave militar fundamental para los Estados Unidos en medio del comunismo del Sudeste…
A cambio, el gobierno de Tailandia también disfrutaba de “tranquilidad” en el control del comercio de la droga del Triángulo de Oro…

Sus vecinos vivían guerras y ellos convivían y aprendían a vivir el turismo…
Turismo que les dejaba dinero y les permitió desarrollarse, aunque a su vez era el mismo turismo que les enseñó a venderlo TODO.

Turismo, drogas, corrupción, inestabilidad política, golpes de estado, represión y monarquía son parte del día a día de Tailandia.

Gente amable y orgullosa.
Costumbres y modernidad.
Etnias.
Playas paradisiacas y selváticas montañas.
Salvajes tigres, turistas y elefantes…

Todo eso y mucho más es Tailandia…

No hay comentarios:

Publicar un comentario