domingo, 16 de diciembre de 2012

Una Tailandia de gran espiritualidad


Una de las cosas que más me impresionaron en Tailandia fue descubrir un país y unas gentes con tanta espiritualidad.
Tailandia es la Tierra de los Templos, donde más del 90% de la población son budistas. El budismo en Tailandia no es sólo una religión, es un estilo de vida.


Recién llegada, la primera impresión que tuve de Tailandia fue la de un país tremendamente superficial. Las mujeres, siempre perfectas, muy preocupadas por su imagen exterior. El pelo debe ser largo y bien cuidado, la manicura y pedicura perfectas, cutis bien hidratado…
Había pasado por otros siete países del sudeste asiático antes de llegar a Tailandia y en ningún otro había sentido tanta superficialidad. Me hizo pensar en Tailandia como un país “plastificado”.

Salí de la “Crazy Bangkok” y me alegró descubrir cuán equivocada estaba!!!
Me desperté en Bangkok una mañana dispuesta a coger un tren e ir hacia el sur, en busca de sol y playa y, por alguna razón que desconozco, en la taquilla de la estación pedí un billete para ir hacia el norte…
A la mañana siguiente, desperté con el traqueteo del tren y las vistas de un amanecer increíble. Estaba ya muy cerquita de llegar a Chiang Mai!!


En otro tiempo, capital del Imperio Lanna, con más de 300 templos budistas, es un lugar que rezuma espiritualidad.
En Chiang Mai descubrí cómo es la vida de los monjes budistas en Tailandia.



La comunidad religiosa en Tailandia consiste, la mayor parte del año, en 200.000 monjes y 85.000 novicios, aunque esas cifras se ven incrementadas durante el “Bhuddhist`lent” en septiembre (300.000 monjes y 100.000 novicios).
Los chicos pueden convertirse en novicios a cualquier edad, pero sólo pueden aspirar a ser monjes cuando cumplen 20 años.



Pueden ser monjes el tiempo que quieran!
Sólo 1 día o el resto de sus vidas… Aunque normalmente son monjes durante 3 meses. Las empresas conceden sin ningún tipo de conflicto permisos para “hacerse monje” y cuando dejan de serlo, recuperan su puesto de trabajo!

El momento de la vida de un hombre en el que es monje, se llama “Buat Pra”. Es un momento muy importante, ya que un hombre no es reconocido socialmente hasta que no se ha convertido en monje.


Es una época de gran compromiso y gran orgullo para la familia. Es especialmente importante para las madres a pesar de que, como mujeres, durante este periodo no podrán tener ningún tipo de contacto físico con sus hijos.

El día de la ordenación, un monje de mayor edad afeita la cabeza y las cejas del nuevo monje y se dirigen acompañados festivamente por su familia al templo, donde cambia sus vestimentas por el hábito naranja y se compromete a seguir 227 preceptos.



El monje, no tiene un trabajo remunerado, por lo que el resto de la comunidad, da ofrendas a los templos para presentar sus respetos ante todos ellos.
Las ofrendas, no suelen ser monetarias. En todas las tiendas y mercados es fácil encontrar cestas de diferentes precios que contienen todo lo que los monjes pueden necesitar, tanto a nivel espiritual como útiles de la vida cotidiana.
Las cestas suelen contener velas, inciensos, jabón, detergente, pasta de dientes, comida envasada, medicamentos genéricos, toallas…

Estas cestas son un ejemplo de cómo Tailandia combina rituales ancestrales y modernidad. 






(Datos extraídos del artículo “Sons of Buddha” de Chang Puak Magazine. Marzo 2.012)

martes, 4 de diciembre de 2012

En Tailandia hay más coches que motos!!!

Después de tantos meses rodeada de motos y circular por carreteras de tierra… Tan pronto como te ponen el sello de Tailandia en el pasaporte…. como por arte de magia, aparecen las autovías y las motos se transforman en coches!!!

Cansada después de 18 horas de autobús, ésa fue mi primera impresión de Tailandia. Fue lo primero que pensé cuando paramos en un semáforo y miré a mi alrededor…
“En Tailandia hay más coches que motos!!”


Había cruzado de nuevo a pie una frontera, cambiando de país y de mundo!
En Tailandia, las reglas del juego empezaban a cambiar… aquí no se “juega” como en Camboya, Laos o Vietnam…

La verdad, me sorprendió que la proporción coche/moto fuera lo primero que llamara mi atención al llegar. Y después de tantas horas de autobús, aún pensé: “Coño! Pues el ratio coche/moto podría ser un indicador del desarrollo de un país”…
Y luego pensé: “Coño, mira que piensas cosas profundas a las 6 de la mañana, sucia y sin dormir!”  

Nada más llegar te das cuenta que será un destino cómodo, sencillo.
Es un país muy habituado al turismo, lo saben gestionar y su población sabe cómo sacarle el mejor provecho…

Que en Tailandia hayan más coches que motos es reflejo de mucho más….

Tailandia significa “país de libres”. Mientras todo el sudeste asiático estaba envuelto en guerras, dictaduras, bombas y armas químicas, Tailandia disfrutaba de la “tranquilidad” de la que disfruta un lugar que es utilizado como retiro turístico de soldados y veteranos del ejército americano. Zona de recreo, vacaciones y reencuentros con familiares.
También, enclave militar fundamental para los Estados Unidos en medio del comunismo del Sudeste…
A cambio, el gobierno de Tailandia también disfrutaba de “tranquilidad” en el control del comercio de la droga del Triángulo de Oro…

Sus vecinos vivían guerras y ellos convivían y aprendían a vivir el turismo…
Turismo que les dejaba dinero y les permitió desarrollarse, aunque a su vez era el mismo turismo que les enseñó a venderlo TODO.

Turismo, drogas, corrupción, inestabilidad política, golpes de estado, represión y monarquía son parte del día a día de Tailandia.

Gente amable y orgullosa.
Costumbres y modernidad.
Etnias.
Playas paradisiacas y selváticas montañas.
Salvajes tigres, turistas y elefantes…

Todo eso y mucho más es Tailandia…

lunes, 19 de noviembre de 2012

Un día que marcó un antes y un después…


Cada vez que alguien me pregunta y explico por qué y desde cuándo viajo, cuento una anécdota que ahora me parece increíble, aunque cuando sucedió la pasé por alto y no le di demasiada importancia…

No quiero dejar atrás Camboya sin compartiros ese momento increíble que describo casi a diario…

Dejaba atrás Laos y me dirigía a la frontera con Camboya en autobús cuando un teléfono en el fondo de mi mochila comenzó a sonar…
Llevaba meses sin recibir llamadas en ese teléfono, por lo que estaba sorprendida de escucharlo… De hecho tardé un poco en reconocer que ese sonido salía de mi mochila…

Cogí el teléfono con curiosidad y cierta preocupación… ¿habría sucedido algo en casa y por eso me llamaban al “teléfono de las emergencias”?.
La curiosidad pronto se convirtió, de nuevo, en sorpresa cuando me di cuenta de que ese sonido no era una llamada, sino una alarma!!

¿¿Una alarma?? Muhhh… es 4 de Junio… ¡¡No es el cumpleaños de nadie de casa!!
Y comencé a leer una alarma que yo misma había fijado meses atrás…

** Decía, textualmente, lo siguiente:
“IMP!!. SIN-MADxDOH. QR641+QR69. Loc.:ZLAC2K.”

*** Que se traduce de la siguiente forma:
“IMPORTANTE!!!.Singapur-Madrid con escala en Doha. Vuelos QR641+QR69. Localizador:ZLAC2K”

**** Y significa lo siguiente:
“HABÍA OLVIDADO MI VUELO DE REGRESO!!!!!!!”

Una carcajada salió de mis entrañas, silenciando de sorpresa las conversaciones a mi alrededor.
Había olvidado algo tan importante como mi vuelo de regreso!.
Debía estar en Singapur, frente a una puerta de embarque y, sin embargo, estaba entrando en Camboya dispuesta a comenzar una nueva aventura!!

Nunca olvidaré la tremenda sensación de “Libertad Suprema” que ese olvido provocó en mí.
Habían dejado de existir barreras en mi vida, no había límites.

Libertad Suprema que me permitía y me permite cada día  acompañar mi felicidad.
No viajo para buscar mi felicidad.
No viajo persiguiendo mi felicidad.
VIAJO ACOMPAÑANDO MI FELICIDAD!.
En ese instante en que sonaba por segunda vez la alarma y leía su mensaje fui realmente consciente de ello.

Sentí la mayor libertad del mi vida y, a su vez, una gran sensación de incredulidad…
¿¿¿Qué me ha pasado???
Yo, tan organizada, metódica y planificada… y se me olvida mi vuelo de regreso??????
Ese olvido marcó un antes y un después en mi viaje.
Si bien es cierto que hacía tiempo que había decidido no volver… en realidad, no lo había materializado porque en ningún momento cancelé mi billete de regreso. Algo inconsciente no me permitía hacerlo…


Sentí Sorpresa, desmedida Libertad, una arrolladora Felicidad y una pizquita de Incredulidad…
Ingredientes ideales para seguir cocinando a fuego lento el viaje de mi vida…
   


 Un gran abrazo de árbol camboyano!!!!


Una de pasos fronterizos con picaresca….

Lo próximo que veréis es la frontera terrestre entre Laos y Camboya… La cruzas caminando…
NO TIENE DESPERDICIO…


Hay que esquivar la “Tasa de Cuarentena”, en la que te quieren cobrar 1$ por tomarte la temperatura con un termómetro-laser de mentira… Normalmente dicen que es obligatoria y se mosquean si no pagas….

Lo mejor…. Una sonrisa y sentido del humor…

Yo les dije… “Si os canto y os bailo… eso es que no me estoy muriendo y puedo pasar, verdad??” .
Se rieron en vez de pegarme dos gritos y…me ahorré 1$!!!



Luego, hay que esquivar la “Tasa Fin de semana” que son 2$ y te la quieren colar a cuenta de que, según dicen, el gobierno no les paga los fines de semana!!! (esta es habitual también en la frontera de Vietnam-Laos). Yo crucé un LUNES, pero también aplicaba porque justo ese lunes tampoco les pagaban…  

Siempre, una sonrisa y sentido del humor…

Yo les dije que eso era inaceptable, que no se podían conformar!!! “ Qué barbaridad que no os paguen en fin de semana y algunos lunes!!! Yo no os voy a hacer trabajar si no os pagan!!! Me solidarizo con vosotros! Aquí me quedo sentada hasta mañana martes!!!.”
Me miraron con sorpresa y me ahorré 2$...


Y llegas a la tercera caseta, donde te sellan el pasaporte y… la verdad esperaba un sello de Hello Kitty… Pero, aunque parezca mentira…. Esa es la frontera de verdad!!!!

Que el cartel más formal que veas sea este, que dice:
“Prohibido fumar y COMER ARROZ”
No inspira demasiada confianza….


domingo, 18 de noviembre de 2012

Camboya es mucho más que Angkor...

Angkor Wat… es un lugar increíble, de ensueño...
Pero Camboya es mucho más que Angkor…
Camboya es un país de mil maravillas!!!.


Antes de embarcarme en la Aventura Camboyana…. Además de casi no saber ubicar Camboya en un mapa (como me pasaba con casi todos los países del sudeste…y que ahora casi podría dibujar con los ojos cerrados)… Camboya me sonaba a los Templos de Lara Croft y a los Jemeres Rojos, pero sin tener demasiado claro qué había sucedido. 

** Inciso **

Sabía poco de Camboya… pero he de confesar que de Laos sólo sabía que era donde “supuestamente” se fue a esconder Roldan… que esto no lo comenté en su momento, hablando de Laos pero…. Que alguien venga y me explique qué hacía Roldan con una gabardina en Laos el día que lo pillaron????? Seguro, seguro que estaba en Laos??? O apareció en Laos con lo que llevaba ese día en otro lugar?? Y como no teníamos ni idea de dónde está Laos y por sonar un lugar exótico bien lejos del mundo civilizado… pues cualquier cosa nos parece bien y ya es suficiente…. Jajajja vaya historietas se cuecen por ahí… “No digo ná… y lo digo tó”. ;)
** Fin del inciso **  


Aquí tenéis un poco de la Camboya que viví más allá de Angkor….

 *** La pimienta y los cangrejos…. ***
 Kampot es una villa cruzada por un río de plata… A principios del Siglo XX, no había ningún buen Restaurant Francés que no tuviese pimienta de Kampot. La consideran un lujo aún hoy en día. Sólo se seleccionan una a una las bolitas que son totalmente redondas, exactamente del mismo tamaño….
El río de Kampot, en su desembocadura, se convierte en una ría en Kep…. el mejor lugar para comer cangrejos!!! A mi Kep me recordaba a las rías gallegas…


Disfrutar de unos días en una cabaña en Kampot, frente a un río de plata… no tiene precio…



Amanece en Kampot...



*** El sol y el mar *** 
Jamás había considerado Camboya como un destino para disfrutar de playas de ensueño, pero así es!!!
Algunas de las islitas y playas más bonitas que he disfrutado en mi vida están en Camboya…
Una maravillosa sorpresa, después de tanto tiempo tierra a dentro...
De verdad, si vais a Camboya… ¡¡¡ No olvidéis perderos unos días en sus playas recónditas!!!










Amanece en las Islas....




*** Desfile de Murciélagos ***

En Battambang, se puede vivir un atardecer diferente….

En lugar de pararte y mirar hacia el horizonte, te sientas en una piedra y esperas que baje el sol mirando una pared agrietada. Es una cueva de murciélagos, que esperan que se ponga el sol para salir y buscar entre los campos su alimento. Son murciélagos apreciados por los campesinos porque los salvan de los insectos…
Impresionante atardecer de miles de millones de murciélagos saliendo a la vez de una grieta y dibujando autovías en el cielo. Denso camino durante al menos 45minutos sin interrupción…
Un atardecer diferente, donde puedes apreciar la inmensidad de la naturaleza…









*** La danza de las Apsaras ***
Las Apsaras eran hermosas musas celestiales, espíritus de las aguas y las nubes. De increíble belleza, se dice que bailaban para los dioses…
La danza de las Apsaras requiere una gran preparación. Tener el honor de ser una “Apsara viviente” es una labor de exigencia y alto rendimiento.
Tuve la oportunidad de ser invitada a ver un ensayo de estas “musas danzantes” en la academia de las artes, conversar con ellas y poder comprobar de cerca lo increíble de sus danzas.
Nunca había visto un ensayo de baile del más alto nivel y ver cómo se paraliza todo un grupo para corregir hasta un mínimo ángulo erróneo en una espalda arqueada o unos dedos no lo suficientemente expresivos hace darte cuenta de lo tremendamente exigente y la gran labor detrás de hasta la más simple de las coreografías…
    






*** Los delfines del Mekong ***
El tramo del Mekong fronterizo entre Laos y Camboya alberga un tesoro viviente.
En la provincia de Kratie, puedes ver al Delfín blanco del Mekong!!!
Una especie en gran peligro de extinción que el gobierno de Camboya intenta rescatar y proteger.
Puedes navegar por las aguas del Mekong e intentar verlos saltar al atardecer!!
Aunque yo no tuve la suerte de disfrutarlos, no los podía dejar atrás en este texto…
Además, la guerra no dejó demasiada huella en Kratie, por lo que se puede viajar en el tiempo y pasear por sus calles entre edificios coloniales franceses… 


*** El Café filtrado ***
Si hubo algo en Camboya que estuviera en mi vida a diario, eso fue el café filtrado!!.
La primera vez que tomé ese tipo de café fue en Vietnam y me sorprendió su elaboración… pero reencontrarlo en Camboya…. Fue un regalo del destino!!! 
Quien me conoce bien, sabe que soy más mujer de “té”, pero he de mencionar este café que, con hielo y sweet milk, refrescaba mis días de monzón y bochorno camboyano.

Camboya es el país de las mil maravillas…
Pero sin lugar a dudas, la mayor de las maravillas de Camboya son sus gentes!!!!!!

viernes, 9 de noviembre de 2012

De Siem Reap a Battambang… Pueblos Flotantes.


Dejando atrás Siem Reap y Angkor Wat, puedes embarcarte y navegar el Tonlé Sap hasta Battambang.
Crees que subes al barco para llegar a Battambang y ver qué aventuras te esperan por allí, pero lo que no sabes es que la aventura no está allí… está en el trayecto!



El Lago Tonlé Sap es la mayor extensión de agua dulce del sudeste asiático.


Es un lago sorprendente y cambiante…
Durante la estación seca tiene una extensión aproximada de 2.700 km² y una profundidad de 1m, que durante el monzón se transforma y puede llegar a tener una extensión de 25.000 km² y una profundidad de hasta 7m.
Se transforma él y todo a su alrededor…inunda de riqueza a sus habitantes con pesca y fertilidad.
Habitantes, en su mayoría de origen vietnamita, que han aprendido a convivir con un lago cambiante… 


El Tonlé Sap es también un lago mágico, de ríos mágicos…
Sólo Egipto con su Nilo y Camboya con sus ríos Sap y Mekong son capaces de hacer magia con sus aguas…
En la época de los monzones, los ríos Sap y Mekong cambian el sentido de su corriente. Es tal la cantidad de agua que transportan que el mar, al no poder retirarse para hacerla pasar, los hace retroceder y el agua de los monzones se represa en el Lago Tonlé Sap.

Este proceso da una idea del poco relieve de Camboya. 
Camboya es un país casi plano!.



Llegas a un barco pensando que será un trayecto navegado, como cualquier otro y en un salto te encuentras sentada en el techo, rodeada de cajas y paquetes que poco a poco irán desapareciendo a medida que barcazas en medio de la nada esperan nuestro paso para recoger su mercancía…




Se pone en marcha y comienza el espectáculo de la vida flotante, de los Pueblos Flotantes.
Viviendas Flotantes




Escuelas Flotantes


Bares Flotantes


Fiestas Flotantes


Baños Flotantes

Con barcazas el supermercado, la frutería, y hasta el desayuno llega a la puerta de tu casa!!!





Realmente, te das cuenta de la gran adaptabilidad del ser humano al medio.
Increíble espectáculo, que sin duda hace una vida dura…
Vida flotante!!!!

*** Más imágenes ***